Almohadas para lactancia

14.04.2017

El ser mama es todo un proceso de satisfacción pero también muy desgastador. Por suerte en la actualidad hay varias cosas que se han creado que nos ayudan a mejorar nuestra calidad de vida por así llamarlo. En el caso de hoy quiero hablarle de las almohadas para la lactancia.

Sin lugar a dudas para muchas madres esta almohada ha mejorado la postura y la calidad de vida de la mama a la hora de darle la teta a su hijo. Empecemos entonces a ver cuáles son las cualidades de esta almohada. 

En primer lugar quiero decirles que tener una almohada para la lactancia nos permite tener las manos libres, para quienes fuimos madres sabemos muy bien lo que es tener la posibilidad de tener las manos libre, pues bien esta almohada te lo permite

A la hora de utilizarlo es muy importante tener en cuenta que él bebe debe de estar cerca de la teta de la madre, no solo cuando toma sino en el antes y después, por esta razón el cojín o almohada ha tenido cierta resistencia, ya que muchas madres lo dejan muy lejos al niño. 

Lo que debemos tener en cuenta es siempre dejarlo cerca de nosotras, un buen pique es que coloquemos las manos por debajo del cojín para dejarlo cerca de nuestro cuerpo.

Puedo enumerar algunos aspectos negativos pero en mi caso no son lo suficientes como para no comprarme un cojín. Por lo general estos son grandes en volúmenes y algunos tienen un peso no tan liviano, esto hace que no sea muy fácil de transportarlo y por ende será difícil de sacarlo de nuestro hogar. 

Otro de los aspectos negativos a destacar es que las almohadas por lo general sirve para aun corto plazo en la vida del pequeño, pero aquí es como todo, en esta época de la vida del niño casi nada le sire por mucho tiempo, al contrario a medida que avanzan las semanas mucha cosa se debe descartar.