Almohada de lactancia

08.11.2018

Cuando llega el momento de ser padres y más que nada con nuestro primer hijo obviamente que llega con el Nuevo pequeño un cambio brusco de nuestra vida. Entre muchos cambios que ya no tienen vuelta atrás destaco el de tener la precaucione necesaria para que no falte nada, pero esto seguramente lo tengas en cuenta cuando justamente estés necesitando algo y no te hayas dado cuenta de lo importante que es.


Lo cierto es que cuando fui papa por primera vez junto a mi pareja nos fuimos haciendo de a poco ya que no teníamos mucha conciencia de todo lo que uno necesita a la hora de atender al pequeño de la familia. Uno de los tantos productos que nos dimos cuenta que nos faltó comprar y que decidimos no hacerlo hasta mucho tiempo después fue la famosa almohada para lactancia.

Un gran error en nuestra forma de ver porque si bien podes acomodarte con otras almohadas de forma tal que no tengas problemas para darle de amamantar al pequeño, esto solo se da cuando estás en tu casa o en la casa e algún familiar cercano.

Justamente uno de los motivos buenos que tiene e comprar una almohada para lactancia es poder dar de amamantar a tu hijo en cualquier momento y lugar donde estés sin necesidad de andar molestando a la gente con alguna almohada común y que además te sirva para dar teta.

Lo cierto es que cuando la compramos que fue luego de un tiempo largo nos dimos cuenta lo practico que fue tenerla, les sugiero que si van a ser padres tengan en cuenta el comprarse una, si estas indeciso hablen con amigos o familiares cercanos que hayan sido padres hace poco tiempo para preguntarles que tal les fue con dicho insumo, en nuestro caso fue fundamental luego de no tenerla.